El derecho a ser feliz de la oveja negra

La necesidad de valores es algo connatural a todo ser humano que asume que, en su vida como animal social que es, necesita unas directrices o referencias que encaucen su hacer o dejar de hacer y generen una convivencia digna y armoniosa con el otro.

Hoy día, la pérdida de esos valores (que pueden ser o no religiosos pero que son intrínsecos a la parte cognoscitiva del ser humano), o su sustitución por otros con pies de barro que vierte esta sociedad del consumismo y nihilista hasta la nausea, nos hace navegar por aguas turbias y carentes, las más veces, de rumbo.

Todo tiene su justa medida, y la dogmatización de esos principios, los hace inamovibles y, en muchos casos, injustos cuando ignoran la diversidad de realidades, tan variadas como la vida misma. El limite, creo, está en no hacer daño a los demás y ser respetuosos…pero a la masa eso no le basta. Surge entonces la “oveja negra”, estigmatizada y vilipendiada, la mayoría de las veces por nuevos fariseos que ocultan peores intenciones que las que censuran. De esto la Iglesia sabe un rato, y el historial de errores es numerosos…seamos críticos además de creyentes.

La llegada del Papa Francisco esta consiguiendo reformular y adaptar muchos de esos dogmas que no hacen sino más infeliz al hombre, pero claro, ello levanta ampollas en el clero más recalcitrantemente conservador que, en ocasiones, en su obcecación, ignora incluso lo que dijo aquel Buen Pastor de Galilea, y su principal divisa…que Dios es amor, por encima de todo, con todo lo que ello conlleva. A tenor de esto  recuerdo una frase de Victorio de Sica aplicable a esta “indignación moral” que mueve en algunos, a la cual definió “en la mayoría de los casos, un dos por ciento de moral, un cuarenta y ocho por ciento, indignación, y un cincuenta por ciento, envidia”.

 

ejemplares-de-amoris-laetitia

Acerca de Camaro

Caminante, cofrade...Cultura y Naturaleza como "nortes": camina viajero, camina, que el agua estancada se corrompe y el oro en el fondo de la mina no vale nada

Publicado el 5 mayo, 2016 en Vida. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Berenguela JoyasdelCamino®

Artesanía del Camino de Santiago de Compostela. The Way of Saint James Crafts

Cristina Colmena

Writer and Playwright

AvantiConLaGuaracha

Las pamplinas de José Antonio Núñez

La túnica de Neso

Departamento de Latín IES La Senda Quart de Poblet

ecleSALia.net

Servicio informativo (ISSN: 1579-6345) desde 2001

Tradición Jacobea

Un espacio WordPress.com para el peregrino jacobeo

Danienlared

Todo sobre la saga "Dune" en español.

El Camino de Jesús Palacios

Es una pena que en la vida no haya flechas amarillas... @JesusPalaciosG www.elcaminodejp.es

En los Reinos de Tartaria

Hic sunt dracones

Berenguela JoyasdelCamino®

Artesanía del Camino de Santiago de Compostela. The Way of Saint James Crafts

Cristina Colmena

Writer and Playwright

AvantiConLaGuaracha

Las pamplinas de José Antonio Núñez

La túnica de Neso

Departamento de Latín IES La Senda Quart de Poblet

ecleSALia.net

Servicio informativo (ISSN: 1579-6345) desde 2001

Tradición Jacobea

Un espacio WordPress.com para el peregrino jacobeo

Danienlared

Todo sobre la saga "Dune" en español.

El Camino de Jesús Palacios

Es una pena que en la vida no haya flechas amarillas... @JesusPalaciosG www.elcaminodejp.es

En los Reinos de Tartaria

Hic sunt dracones

A %d blogueros les gusta esto: